Tiempos del Despacho Aduanero, Costos de Operación y Repercusiones

En la era moderna México ha sido un actor importante en el comercio mundial. Desde la época del Virreinato de la Nueva España, por nuestro territorio transitaban mercancías preciosas provenientes de las Filipinas en el sudeste asiático y que, entrando por el puerto de Acapulco, recorrían la angostura de nuestro país hasta el puerto de Veracruz y de ahí al puerto de Cádiz en España, sirviendo de puente comercial entre el lejano Oriente y Europa. Hoy nuestro país ocupa un lugar destacado como importador y exportador de mercancías y tiene la red de tratados comerciales más más amplia del mundo, por el volumen del intercambio comercial.

 

Todas las mercancías que han entrado y salido del país, desde aquellas épocas remotas y hasta el sol de hoy, lo hacen a través de las aduanas mediante un proceso llamado despacho aduanero. Pero ¿Qué es una aduana y cómo se debe llevar a cabo ese proceso?

 

En términos de la OMA, aduana se define como el servicio gubernamental que es responsable de la administración de la legislación aduanera y de la recaudación de impuestos y derechos, y que también tiene la responsabilidad de la aplicación de otras leyes y regulaciones relacionadas con la importación, exportación, movimiento o almacenaje de mercancías. Este término también puede utilizarse para referirse al espacio físico o la oficina donde la autoridad aduanera lleva a cabo sus funciones.

 

En nuestro país el proceso aduanal se realiza en términos de la Ley Aduanera. En este sentido nuestra legislación establece todos los procedimientos relacionados con los actos y formalidades necesarios para que las mercancías puedan entrar o salir del país de manera permanente o temporal e inclusive en tránsito hacia otros países, cumpliendo con todas las regulaciones y restricciones que apliquen específicamente a cada mercancía y pagando correctamente todas las contribuciones correspondientes.

 

Cualquier irregularidad, incumplimiento u omisión de estos preceptos, puede traer como consecuencia el pago de multas, implementación de sanciones, embargo de mercancías y en casos extremos, la comisión de un delito.

 

La Ley Aduanera debe ser conocida y acatada no solamente por los importadores y exportadores, sino también por las empresas transportistas encargadas precisamente de transporta todas esas mercancías de México al mundo y viceversa; así como aquellas personas que resguardan, manipulan, almacenan y custodian mercancías dentro del espacio físico de las aduanas.

 

De este modo, el medio de transporte y la terminal logística de carga y descarga, que se utiliza como punto de entrada y salida de mercancías, también determinan la complejidad de los procesos aduaneros.

 

En nuestro país, contamos con 50 aduanas que dan servicio a las distintas modalidades de transporte. Contamos con 21 aduanas fronterizas, vinculadas a los servicios de transporte terrestre por vía carretera y ferroviaria, 17 aduanas marítimas en los correspondientes puertos de altura en el sistema portuario mexicano y finalmente 12 aduanas interiores localizadas en terminales de tipo aeroportuario e intermodales ferroviarias.

 

Todas las operaciones vinculadas con el despacho aduanero de mercancías, aunque de manera general son las mismas, de manera particular presentan ciertas diferencias entre unas y otras, sean transfronterizas, marítimas, aeroportuarias o en terminales férreas, representan distintos tiempos de despacho y diferentes niveles de costos de operación, elementos que deben ser debidamente considerados por todo importador o exportador para lograr una eficiente operación.

 

Además de lo anterior, se deben considerar otros aspectos. La correcta clasificación arancelaria que determina tanto los diferentes tipos y niveles de aranceles a pagar por las mercancías en su importación o exportación, como las medidas no arancelarias que deben cumplirse por esas mismas mercancías,  además, precisamente dónde y cómo gestionar el cumplimiento de las medidas no arancelarias, también todos los documentos que son necesarios en el proceso, documentos que serán validados y contrastados físicamente contra nuestras mercancías, por parte de la autoridad aduanera. Obligaciones que debemos conocer y cumplir, para no tener ningún inconveniente en el buen desarrollo de nuestro negocio y que puedan poner en riesgo la relación con nuestros clientes.

Nuestro curso Sistema Aduanero Mexicano le ayuda a prevenir las contingencias a las que se puede enfrentar.

La clave del éxito en los negocios es percibir hacia dónde va el mundo y llegar allí primero. Bill Gates

Artículo elaborado por el Mtro. Arturo Pérez, instructor de Kansei.

¿Cómo podemos apoyarle?

Para nuestro equipo será un gusto atenderle.

Cursos relacionados:

¿Le gustaría recibir más información de nuestros cursos?